CONSEJOS PARA EVITAR SUFRIR DE CALAMBRES EN LAS PIERNAS

Figurante.   Model.Los calambres musculares se deben a los niveles bajos de sodio en el cuerpo; varios factores pueden influir en el desarrollo de calambres. Pero existen algunos consejos o técnicas que pueden ayudar a evitar dichos dolores que generalmente les da a personas mayores.

Estiramiento. Algunas investigaciones muestran que vale la pena considerar el estiramiento muscular como una terapia alternativa para ayudar a reducir la frecuencia y severidad de los calambres nocturnos.

Se cree que estirarse ayuda a detener los calambres de dos maneras: primero, separa físicamente las proteínas contráctiles del músculo, la actina y la miosina.

En segundo lugar, se cree que los estiramientos hacen que el músculo se relaje a través de una “inhibición auto génica”. En términos simples, incrementa la tensión en el tendón.

¿Demasiado dolor? Si el dolor es demasiado e impide que se ponga de pie, estire de forma recta la pierna, flexionando el pie hacia arriba en dirección de la cabeza. Aplicar calor o frío también puede ofrecerle alivio o podría tomar un baño caliente para disminuir el dolor y la sensibilidad muscular.

Postura en la cama. Hay ciertas posiciones que pueden evitar que el músculo de la pantorrilla se haga más pequeño, contrayéndose o tensándose cuando está en la cama. Si duerme boca abajo, trate de que sus pies sobresalgan del borde de la cama. Eso los mantendrá en una posición relajada. Si duerme boca arriba, trate de asegurarse de que sus pies apunten hacia arriba.

Comer banana. Las bananas son ricas en potasio y algunos creen que la carencia de este mineral causa los calambres. Pero incluso si fuera cierto, tomaría demasiado tiempo el que la sustancia llegara a la sangre para detener el calambre.

Tomar agua de pepinillos. Hay investigaciones que sugieren que beber el agua del frasco o botella de los pepinillos reduce la duración de los calambres. Pero los científicos no están seguros de por qué.

Calzados correctos Usar zapatos que te ofrezcan buen apoyo podría ayudar a prevenir los calambres en las piernas.

Hidratación. Beber agua u otros líquidos en cantidad suficiente durante todo el día, puede evitar la deshidratación. Eso también ayuda a que los músculos se contraigan y relajen con más facilidad. Cuando uno participa en alguna actividad física, es particularmente importante reponer los líquidos.